Testamentos

Estás aquí:
< Todos los temas
Tabla de contenidos

Testamentos

El testamento es un documento por el cual una persona –el testador– le deja a otra –el beneficiario– su patrimonio luego del momento de su fallecimiento. Existen tres tipos de testamentos: por escritura pública, a sobre cerrado y ológrafo.

Para el primero, se necesitan tres testigos con domicilio en la Ciudad de Buenos Aires. Junto con el testador y con el beneficiario, que puede ser una persona física o una jurídica, deberán presentarse en la oficina del escribano, quien redactará el testamento sobre la base de lo que dice el testador. Luego de la firma, el documento se inscribirá en el Registro de Actos de Última Voluntad del CECBA y el testador recibirá una copia. Modificar o revocar este tipo de testamento es más fácil que en los otros casos. Además, una vez que el testador fallece, los trámites sucesorios son más sencillos.

En el segundo caso, a sobre cerrado, el testador presenta un escrito de su puño y letra en un sobre cerrado que firman los testigos. Este puede inscribirse en el Registro de Actos de Última Voluntad, pero no hay copias y el sobre cerrado se deposita en el protocolo sin que nadie sepa cuál es su contenido. A diferencia del testamento por escritura pública, en este caso el trámite para modificarlo es más complicado.

El testamento ológrafo es, quizá, el menos recomendable: el testador guarda un documento escrito de su puño y letra en un lugar de su conveniencia. Luego de su fallecimiento, quien encuentra ese testamento debe presentarlo ante un juzgado y comenzar con un complejo proceso de peritaje y de aprobación.