En los últimos años y con la reforma del Código Civil el contrato de alquiler sufrió varios cambios, cambios fundamentales que a la hora de interpretarlos, generan conflictos en ejercicio de los derechos.
Habiéndonos reacomodado luego de la gran modificación introducida por el Código Civil y Comercial del año 2015, en el año 2020, hace un año y medio fue nuevamente modificado en lo que a locaciones se refiere por la ley 27551. Con esta modificación se resuelven situaciones de inequidad que se venían generando a través de los años en lo que respecta a la locación con destino a vivienda y que alteraban mucho la esencia jurídica de este contrato civil.
En este vídeo voy a intentar responder claramente cuales son esas modificaciones y de que manera afectan a cada una de las partes intervinientes en el contrato.
¿Como se establece el precio?
La nueva ley establece un nuevo cálculo del precio del alquiler de un inmueble.
Anteriormente, los valores de los alquileres se definían cuando se firmaba el contrato, un precio total que se dividía por los 24 meses de duración del alquiler y que en general se pactaba con incrementos semestrales.
¿Cómo se ajustan los alquileres?
En ese sentido, a partir de la nueva normativa, los alquileres se ajustan una vez por año con una fórmula compuesta en un 50% por la evolución de los salarios (el índice Ripte) y 50% por la evolución de la inflación que mide el Indec y que se traduce en el IPC.
¿Cuanto se puede pedir como mes de anticipo y de depósito?
La nueva ley de alquileres establece entre los cambios para los inquilinos que el mes anticipado y el depósito de garantía no pueden ser mayores al equivalente a un mes de alquiler respectivamente.
¿Cuál es el plazo mínimo? Otras de las modificaciones incorporadas en la nueva ley, tiene que ver con el plazo del contrato. Por lo que establece que el plazo mínimo del contrato se amplía de dos a tres años.
¿Quien debe informar a la AFIP de la existencia del contrato?
Ahora se incluye la obligatoriedad de declarar los contratos de locación ante la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP). La obligación es del Locador pero si éste no lo hace quien puede es el locatario.
¿Cuales expensas sí y cuáles no?
La nueva ley de alquileres establece que aquellas expensas que deriven de gastos habituales, es decir, vinculados a los servicios normales y permanentes a su disposición quedan a cargo del locatario.
Sin embargo, las expensas extraordinarias las debe pagar el locador.
¿Qué garantías son las aceptables?
En cuanto a la garantía, el locatario debe proponer al menos dos alternativas entre
1 título de propiedad inmueble,

2 aval bancario,

3 seguro de caución,

4 fianza,

5 o garantía personal del locatario (recibo de sueldo, certificado de ingresos).
Sobre el valor de la garantía, el locador no puede requerir garantía que supere el equivalente a cinco veces el valor mensual de la locación, salvo el caso de que la garantía sea de ingresos, en cuyo caso puede elevarse a diez veces.
Este tipo de contenido forma parte de un conjunto de tips que a lo largo de lo que queda del año y semanal mente (puede ser que lo haga seguido) voy a estar presentando para aclarar aquellas dudas, que generalmente, evacuamos tanto en el estudio como en la inmobiliaria.
Dejenme sus comentarios o dudas para que se las responda.

Saludos